3.5.04. Director 1994: Rafael Hoyos de Vinatea – CMLP24

El 1º de enero de 1994 fui designado por el Comando del Ejército para asumir las funciones de Director del Colegio Militar Leoncio PRADO.

Pienso que para un ex cadete Leonciopradino la máxima aspiración que puede desear es dirigir su Alma Mater, mas aun en mi caso que en ese año mi promoción, la XXIV cumplíamos BODAS DE PLATA de egreso y la I prom cumplía BODAS DE ORO de ingreso.

Pensaba en como me había enterado la existencia de tan prestigioso plantel, en el cual había estudiado mi tío Juan Rubio Noriega de la VI y mi primo Ramiro Rubio Espinoza de la XVI promociones respectivamente, a los cuales veía desde pequeño el lucir su vistoso uniforme y hablar de la vida de interno en el colegio como una gran aventura en sus vidas; además de eso el hermano de mi padre, el Tte. (1966) Rubén Hoyos Rubio había sido instructor de la XXII prom y el haber sido bastante exigente me trajo algunos “recuerdos” anecdóticos de los que posteriormente fueron mis técnicos.

Como integrante de la XXIV, el hecho de conocer una gran cantidad de compañeros (450) y de diferentes lugares y estratos; me permitió conocer y apreciar en forma muy amplia la realidad de la juventud de esa época.

Caso anecdótico fue que a pesar que en mi hogar no se comentaba nada de la vida en el Colegio, mi padre como militar y mi madre con su intuición femenina sabían que era dura; por lo que esta última al enterarse que mis 2 menores hermanos deseaban ingresar al CMLP opuso una tenaz resistencia a ese hecho, sin embargo ante las palabras de ellos “si mi hermano mayor lo hizo nosotros también lo haremos”; ambos fueron integrantes de la XXXII promoción.

Llegar al grado de General de División, máximo grado en el Ejército, se lo debo en gran parte a la formación que recibí en mi colegio, en donde me enseñaron nuestros grandes valores de DISCIPLINA MORALIDAD y TRABAJO que no solo me sirvió en mi vida profesional sino en todo lo demás; por eso cada vez que salía al balcón y veía y escuchaba el desfile de los cadetes hacia el patio de honor, entonando su canción que los identificaba como “LA MEJOR” recordaba mis años de cadete y veía que ese sentimiento, de ser lo mejor o superior; ayuda mucho a un hombre para lograr éxito en la vida

Doy gracias a Dios por haberme permitido vivir esa parte de mi vida en mi Colegio Militar y el haber tenido a mis instructores y profesores como guías de mi futuro.

RAFAEL HOYOS DE VINATEA
DIRECTOR CMLP 1994

Deja un comentario