3.5.05. Director 1995/96: Rubén Valle Zevallos – CMLP24


Nací en el Callao, mis estudios preliminares los hice en el Colegio América y pertenezco a la XXIV Promoción del Colegio Militar Leoncio Prado.

Lo primero que viene a mi memoria del Cmlp, es una foto de mi hermano, Luis Valle Velasco, integrante de la VII Promoción Cmlp, uniformado como cadete de tercer año, de pequeño me entretenía con su álbum y todo lo que en su interior contenía, para mi eran soldados entrenándose para la guerra y defender al Perú, y eso ya me agradaba.

Más adelante, cuando iba a Lima, prefería hacerlo por la Avenida La Marina, siempre me esforzaba por identificar la cuartelaría silueta del Cmlp, que por esos años era plenamente visible entre las chacras de La Perla y en los mejores días escuchaba los toques de corneta, que mi hermano me mencionaba a que actividad correspondía, se veía lejano.

Para 1967 ingresé culminando un ferviente deseo personal, confirmar mi vocación castrense y precisar que de verdad existía sobre lo que había leído en la novela La Ciudad y Los Perros, de Vargas Llosa, de la promoción de mi hermano y que le había autografiado un ejemplar.

La educación recibida fue de la mejor de mi época, la calidad de los docentes no tenía comparación, pero sobre todo, temprano en mi vida, pude darme cuenta de lo que significaba la nación peruana y su diversidad, con hermanos de todas las regiones, de todos los credos y de todos los colores, esa vivencia fue fundamental para mi vida. La experiencia forjada desde sus inicios, con los valores recibidos de disciplina, moralidad y trabajo nos ha permitido constituir la Gran Familia Veinticuatrina que ahora somos, a ese período lo llamo, ”Los Años Maravillosos”, pura vida de gran camaradería, amistad y de convivencia fraterna y desinteresada.

Nunca pensé que el Comando del Ejército me honrara con prestar mis servicios en una Institución de tanta calidad y cualidad como la de asumir la Dirección del Cmlp, está feliz circunstancia se vio resaltada al tener el honor de relevarme con él entonces, Crl Rafael Hoyos de Vinatea, primer Director de los tres que pertenecemos a la XXIV, no hay otra promoción con tal distinción, el tercero fue el Crl Richard Pitot Guzmán, por lo que más que un relevo fue la continuación de una labor fraterna.

La experiencia fue única, dirigir mi colegio y ser responsable de la formación de los cadetes, infantes, próximos adolecentes, tan iguales a la edad y aspiraciones que yo tenía veinticinco años atrás. Me implico realizar preliminarmente un visión retrospectiva y ubicarme en el plano de educador, acudiendo al recuerdo de mi paso como cadete y precisar el rol a desempeñar y la tareas por ejecutar.

Los logros alcanzados quedan para el recuerdo de los integrantes de las promociones XLIX, L, LI y LII, del personal de planta del colegio y en la memoria de los señores profesores, con los cuales fue una gran satisfacción haber laborado y alcanzar un gran equipo de trabajo que se comprometió con los objetivos de la Dirección. Esta importante tarea se materializo al alcanzar un lugar entre los cincuentaidos colegios ganadores en el concurso “Hacia la Excelencia en Educación”, convocado por el gobierno, sobre un universo de más de dos mil centros escolares participantes, cuyo mérito fue elaborar un Proyecto Educativo, contándose con el asesoramiento del Dr. Hugo Díaz Díaz, destacado planificador educativo, el logro permitió la renovación de los laboratorios, la implementación de una biblioteca, la instalación de un laboratorio de informática y capacitación docente para materializar el proyecto. Recuerdo a los profesores Celestino Vergaray Zúñiga, Luis Claro Dianderas, Manuel Peñares, Alejo Basurto, Víctor Acuña, Roberto Astocaza, grandes docentes leonciopradinos, los oficiales pasamos pero ellos hacen carrera en nuestro colegio y son tan leonciopradinos, o más, que los mismos ex cadetes.

Las gestiones de seguro se ven facilitadas cuando se recurren al espíritu leonciopradino, por lo que la Oficina de RRPP mantenía actualizado el directorio precisando con quienes coordinar, los mismos que siempre respondían al llamado de su Alma Mater. Entre otros muchos casos deseo destacar que en el año 1996 el Ing. Domingo Palermo Cabrejos, integrante de la XVI Prom, fue designado como Ministro de Educación y le reconozco su destacado apoyo a través del Instituto Nacional de Infraestructura Educativa, así como sus gestiones a la Corporación de Desarrollo del Callao, lo que permitió importantes obras de mantenimiento a toda la infraestructura del colegio.

Tuve la fortuna de participar y colaborar en las Bodas de Oro de la 1ra Promoción egresada de nuestro colegio, recuerdo, entre otros, el entusiasmo de Pablo Castro Colina, Luis Cueto, Alfredo Freemann, el Gral German Ruiz Figueroa y el Gral Hermann Hamann.

Fueron gratificantes y enriquecedores los aportes recibidos de sus integrantes en cada una de las actividades que programaron, fueron pioneros en todo, marcando una pauta que hasta ahora se sigue.

Un recuerdo que debo mencionar es referido a la memoria del Tte Crl Inf Luis Arenas Pineda, de la XXIX Prom Cmlp, nombrado como Sub Director en el año 1996, quien por necesidades del servicio y ante un eminente conflicto en la frontera norte fue cambiado a medio año al comando de un batallón en el Cenepa, murió al día siguiente de despedirse al caerse el helicóptero que lo transportaba.. Ese año su hijo, Luis Arenas había ingresado al Cmlp integrando la LII promoción, tuve la ingrata tarea de darle a conocer el trágico accidente. Brillante oficial Leonciopradino que no dudo en cumplir la orden ante el requerimiento del Ejército.

Ya como un tema personal, puedo mencionar como anécdota que estando en mi segundo año de gestión tuve la experiencia particular de que mi hijo Rubén ingresará al Cmlp integrando la LII promoción, además de mi hijo, ingreso el hijo del Comandante Sub Director, como ya lo mencioné, y también el hijo del Mayor Víctor Maldonado, Jefe del Departamento de Evaluación, considero que está feliz circunstancia permitió consolidar mucho más la dedicación y responsabilidad de la loable Planta Orgánica que me acompaño, impulsando de sobre manera todos los esfuerzos para cumplir con nuestro colegio en todos los niveles y a quienes agradezco su desprendida colaboración.

Sobre algunas sugerencias, de mi experiencia, para optimizar la gestión en nuestro Cmlp:

  1. Diseño de un Planeamiento Estratégico que comprenda todas las actividades administrativas, precisando el corto, mediano y largo plazo.
  2. Que este plan sea seguido y cumplido por cada gestión, al margen de cambios en la Dirección del colegio, el Patronato del Cmlp podría orientarlo y supervisarlo.
  3. Aspirar a convertirse en un Colegio Mayor Secundario Presidente del Perú e incorporarse a la Red de Colegios de Alto Rendimiento como un Colegio Militarizado.
  4. Que el Instituto Ejército determine la designación de los Directores y Planta Orgánica a los Colegios Militares, de manera anticipada, a fin de que preliminarmente se capaciten en gestión educativa, pedagogía extra castrense y administración de centros escolares, incluyendo los procedimientos normativos y dispositivos legales que los rigen, en alguna universidad especializada y se nutran de herramientas que potencien su rendimiento profesional. Esto es importante debido a que el espacio temporal luego de asumir sus funciones es muy corto, por cuanto ya a fines de Febrero se debe estar en condiciones de aperturar el período escolar.
  5. Programas de capacitación docente antes y durante el período escolar.
  6. Que se revise la cantidad de colegios militares creados de manera muy ligera, sin presupuesto adecuado, sin planta docente, escasa formación militar, ni locales aparentes, esta situación viene afectando negativamente los efectivos que tradicionalmente se incorporaban tanto al Cmlp como a los otros colegios militares más antiguos, ya no vienen postulantes de provincias y prefieren el que está en su localidad o el más cercano.
  7. No descuidar la educación pre militar y retomar la instrucción en los cuarteles los días sábados, es fundamental ese contacto.
  8. Implementación de talleres artísticos, culturales, académicos y deportivos, que complemente la educación, con infraestructura y planta docente adecuada.

Deja un comentario