3.5.11. Director 2009/10: José Manuel Qwistgaard Suárez – CMLP32

Cuando fui cadete en 1975, mi promoción estaba integrada por más de 400 alumnos. Cuando estuve de teniente en 1990 la promoción del 5to. año estaba conformado por no más de 300 alumnos. Cuando regresé de director el 2008, la promoción de 5to. año estaba conformado por no más de 100 alumnos, en 4to año no más de 150 y los postulantes no llegaban a 300. La fama del otrora colegio militar empezaba a opacarse en su infraestructura mas no así en la parte sentimental que nunca ha dejado de brillar como lo instituyó el Gral. Div. Jose del Carmen Marín Arista (*1*), Gral. Div. Juan Mendoza Rodríguez (*2*) y Crl Marcial Romero Pardo.(*3*)

¿Qué había pasado? la imprenta que generaba recursos para mantener las instalaciones del CMLP dejó de funcionar en 1985.  (*4*)  Al desaparecer la imprenta nuestro querido colegio se deterioró considerablemente y su situación se volvió irreversible, la consecuencia fue la ausencia de cadetes, además del problema de la calidad de los profesores que se agravó. Las instalaciones sanitarias tenían hasta cinco remodelaciones, era una situación caótica y precaria, Defensa Civil estaba por declararlo inhabitable.

El 2008, el gobierno de ese entonces, creo la figura de ‘Colegios Emblemáticos’, en el Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Educativas Publicas Emblemáticas y Centenarias, así, se remodelaron 19 colegios en Lima. El 2009, se amplió este programa a un colegio emblemático por departamento. Se hizo la gestión a través del Gobierno Regional del Callao y después de mucho esfuerzo se logró que nuestro querido CMLP fuese incluido en este programa como COLEGIO EMBLEMÁTICO por el Callao, superando en la gestión al Colegio Dos de Mayo del Callao, de acuerdo a la Resolución Ministerial No 0134-2009-MINEDU del 11 de mayo del 2009, que Incorporaba al CMLP al Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Públicas Emblemáticas y Centenarias, publicado en el diario oficial El Peruano.

Después de una serie de reuniones se logró que el Ministerio de Educación intervenga todo el colegio (9 Has) y no solo la parte educativa, se procedió a exonerar del proceso de Licitación y el 20 de julio de 2010, convoco a la empresa española con prestigio internacional, Grupo San José Peru SAC, para elaborar el expediente técnico. En diciembre de 2010 le fue adjudicada su ejecución, el monto asignado alcanzo la suma de 56’895,969.19 millones de soles. Sus arquitectos se internaron en CMLP durante 15 días para convivir con los cadetes y conocer la rutina diaria a fin de diseñar una obra adecuada, el resultado hoy lo podemos ver:

El CMLP fue diseñado para albergar a 350 cadetes por año, en total 1,050 cadetes y 200 personas de la planta administrativa, el auditórium es un ejemplo de ello: tiene 350 butacas para 3er año en el lado izquierdo, 350 butacas en el lado derecho y 550 butacas en la parte delantera para 350 cadetes de 5to año y 200 personas entre militares, profesores y administrativos. De igual modo se construyeron 30 aulas para 35 alumnos, dormitorios para 350 alumnos por año con sus detalls, armería, almacén y dormitorio para sus oficiales, técnicos y suboficiales; la enfermería en el primer piso. Un casino de cadetes amplio en el segundo piso y en el primero, todos los servicios para los cadetes, en este ambiente se encuentra ‘El Cristo Redentor’ del artista Adolfo Witernitz y todas las pistas e instalaciones deportivas, incluyendo la pista de tartán y el estado con grass sintético para facilitar su mantenimiento, la pista atlética tiene ahora 400 mts, la anterior tenía 350 mts. Se dejo 3 Has de terreno libre para en un futuro concebir una obra que genere recursos propios al colegio como la imprenta en su momento.

Al momento de solicitar el permiso para la ejecución de la obra, la Municipalidad de la Perla exigió la opinión del Instituto nacional de Cultura, quien se pronunció declarando al Pabellón Central y la Siberia como Patrimonio Inmaterial, la Siberia debería ser demolida y registrada, y el Pabellón Central no. En el lugar del Pabellón Central está diseñado el edificio administrativo del CMLP, manteniendo el mismo volumen y recuperando un piso adicional, para albergar a 100 personas en lugar de las 30 que actualmente dispone donde los servicios higiénicos estaban colapsados. Se mantienen el parquet y los zócalos originales en ambientes del mismo tamaño. La cafetería para empleados se ubicará en el tercer piso de este edificio.

El principal obstáculo era cambiar la mentalidad de los exalumnos, se habían identificado más con las instalaciones que el héroe Leoncio Prado Gutiérrez. Decidí, entonces, reescribir la vida y obra de nuestro héroe en base a las fotografías que existen en nuestro museo y las cartas que existen en el Centro de Historia del Ejercito del Perú donadas por la nieta de Leoncio Prado y rescatando con todos aquellos autores que habían escrito algo acerca de Leoncio Prado, el resultado fue una compilación en un libro de 87 páginas, de modo que cada vez que una promoción quería hacer su internamiento de fin de semana en el colegio, este pedido era aceptado pero antes recibían una hora de charla de la vida y obra de Leoncio Prado, de lo que significa el lema del colegio: Disciplina – Moralidad – Trabajo y el enorme y potente significado de nuestro himno.

Como era de esperar, nadie se opuso para la demolición total del colegio, en una reunión en el Pabellón Central con el Patronato, la Asociación Leonciopradina y todos los presidentes de promoción acreditados, se procedió a la consulta y todos respaldaron esta iniciativa. Mi agradecimiento a todos ellos, su apoyo fue fundamental y decisivo.
Hoy después de cinco años, hemos celebrado nuestras bodas de diamante, sigue siendo un colegio exclusivo para varones, no está diseñado para mujeres, los postulantes se han incrementado y estoy convencido que en el centenario será mucho mejor.

Pero queda aún una tarea pendiente: hacer que nuestro querido colegio tenga la categoría del Colegio Presidente de la Republica, esto qué significa: que el director académico tenga el grado de Doctor y los profesores el grado de Magíster, y que los alumnos sean becados por el Estado y siendo requisito para postular haber obtenido el primer o segundo puesto de los colegios nacionales, como fue en sus inicios. De esta manera elevaremos el nivel de los alumnos y la enseñanza con profesores de primer nivel. En los detalles se puede considerar un porcentaje para que exista alumnos no becados provenientes de colegios particulares y otro porcentaje para alumnos atletas, ya que en el colegio existen instalaciones para todas las disciplinas. Recuperaríamos los talleres de educación orientados a desarrollar lo mejor de las capacidades de los alumnos que se ha perdido y a la fecha no existen. Esta es la tarea que tenemos ahora los exalumnos: debemos llegar a convencer al gobierno que esto es posible y que ya cuentan con una institución de fama internacional, con excelentes exalumnos que han dado hasta la vida por el país y lo siguen haciendo. Sigue siendo una cantera para las Escuelas de Oficiales de las Fuerzas Armadas.

Finalmente, en una ceremonia de reencuentro vino el Primervicepresidente de la República quien me comentó que se quedaría “solo unos minutos para la parte protocolar”, sin embargo, érmaneció hasta el final del desfile de las promociones y se quedó más que sorprendido, me dijo: “¡Esto es otra cosa, nunca lo he visto, en ningún lugar, ni en las fuerzas armadas!”.

Esta es nuestra fortaleza, una hermandad nacida en el mejor momento de nuestra juventud, más las olimpiadas leonciopradinas y nuestro Día del Reencuentro que mantienen viva la tradición, como dice nuestro himno;

¡Leonciopradinos…!
Alto el pensamiento como una bandera
encendida el alma, como azul hoguera,
recio el corazón, hagámonos dignos,
del nombre que lleva nuestra institución.
¡Leonciopradinos, leonciopradinos…!

  1. José del Carmen Marín Arista(1943-1945): instituyó el nombre de Leoncio Prado al Colegio Militar nacional, creo el lema del colegio: Disciplina-Moralidad-Trabajo y encargó el Himno al profesor Anaximandro vega

  2. Juan Mendoza Rodríguez (1945-1948): organizo la imprenta y después de ser director fue designado como Ministro de Educación y se mantuvo durante 8 años en el cargo, dispuso que los libros impresos en la imprenta del colegio sean distribuidos en todos los colegios nacionales del Perú. Una de sus obras es el libro Nuevo potencial para la educación peruana (1956), que expone documentadamente la obra de reforma y progreso que realizara como ministro de Educación Pública en la época de Manuel A. Odria

  3. Marcial Romero Pardo (1948-1954): Ideólogo de la educación del colegio, reclutó a los autores de los libros de educación secundaria y los contrató como profesores del colegio; entre sus primeros maestros se encontraban Julio A. Chiriboga Vera, Gustavo Pons Muzzo, Alberto Tauro del Pino, Alfredo Rebaza Acosta, Walter Peñaloza Ramella, Humberto Santillán Arista, Flavio Vega Villanueva, Hermann Buse de la Guerra, Ricardo Cazorla Sormani, Luis Bedoya Reyes, César Moro, Antenor Samaniego, Aníbal Ísmodes, entre otros grandes maestros.

  4. La imprenta generaba recursos propios para pagar las regalías de los autores de los libros que a su vez eran profesores del CMLP y también para mantener las instalaciones ya que no se recibía recursos del Ministerio de Defensa ni del Ministerio de Educación.

Deja un comentario