Mambrú y su guerra

JJLL2018, 
Certamen Cultural, Poesía
Categoría 5: Medalla de Bronce
Iván Márquez – CMLP34

 

¡11 Setiembre! ¡1,709!

¡Allí allí en Malplaquet-Francia!
donde un pedazo de humanidad
se escapó de la historia.

¡Allí allí en Malplaquet-Francia!
en Guerra de la Sucesión Española.

Ingleses contra Franceses
guerreando guerreando
gastándose la vida andaban,
Mambrú estuvo allí.

Mambrú no se fue a una Guerra,
se fue a todas las que pudo,
se fue a todas donde lo mandaron.

… “Mambrú se fue a la Guerra,
chiribín chiribín chin chin
Mambrú se fue a la Guerra,
no sé cuándo vendrá,
¡ja ja ja!
¡ja ja ja!
no sé cuándo vendrá” …

¡No uno, ni dos…NO!
mas de mil y miles de mortales
se arrebataban las tierras en nombre de sus Reyes,
tierras que nunca serían suyas.

Si pues,
así apareció poco a poco Mambrú
inglés, que hablaba inglés
realmente era John Churchill,
inglés, así llamado.

Entre los miles de todos,
junto con Mambrú
¡allí allí estaba el soldado desconocido!
sin su voluntad
defendiendo
lo que no era suyo.

Él,
por las noches repasaba los últimos recuerdos,
los últimos 5 días junto a Susan,
su mujer,
recuerdos antes de partir.

“Me vas a echar de menos” …
le dijo Susan,
con su mirada partida perdida
con su corazón desinflado con dolor

… “Vendrá para la Pascua
chiribín chiribín chin chin
vendrá para la Pascua
o para Trinidad
¡ja ja ja!
¡ja ja ja!
o para Trinidad” …

Mambrú
le escribía sendas cartas a Sarah,
su esposa inglesa
hablaba inglés.

El soldado desconocido
no sabía escribir,
sabía amar
y amaba a Susan.

… “La Trinidad se pasa
chiribín chiribín chin chin
la Trinidad se pasa
Mambrú no vuelve más
¡ja ja ja!
¡ja ja ja!
Mambrú no vuelve más” …

Mambrú
brillante señor
militar, político, duque, diplomático, noble familia
al servicio del Rey.

El soldado desconocido
era sólo un hombre,
sólo eso.

Los tiempos se pasaban,
los días en Francia
eran los mismos para todos,
los grises días también.

“Me vas a echar de menos”…
retumbaba en sus vacíos solitarios y oscuros
¡Susan!

Mambrú, no lo querían muchos
pero estaba allí,
peleando peleando
ganando fortunas,
era el Generalísimo.

Al soldado desconocido
le querían todos en su aldea
su familia
todos,
cosechando cosechando así trabajaba
antes de la Guerra
sudando sudando
pero estaba allí
en la Guerra
sin cosechar
sin cobrar un centavo.
sólo para el Rey.

Mambrú era un mercenario
fielmente un mercenario.

El soldado desconocido
simplemente era honesto.

Ambos tenían sueños,
sueños distintos.

Ambos tenían destinos,
destinos diferentes.

El soldado desconocido
murió en Guerra.

Mambrú, desapareció justo esa noche de Guerra
en silencio…
¡allí allí en Malplaquet!
donde murieron mas de 30,000 hombres
…lo creyeron muerto
los franceses felices hasta le cantaban su canción:

… “Mambrú se fue a la Guerra,
chiribín chiribín chin chin
Mambrú se fue a la Guerra,
no sé cuando vendrá,
¡ja ja ja!
¡ja ja ja!
no sé cuando vendrá” …

Sarah se enteró,
lloró
Sarah se enteró por segunda vez,
no lloró
apretó su puño y gritando le dijo: ¡Maldito!

“Mambrú,
il n’etait pas mort,
il e’tait en fête” …

“Mambrú,
no estaba muerto,
estaba de parranda!” …

“…” Inspirado en la canción infantil “Mambrú se fue a la guerra”.

Deja un comentario