¡Sigues siendo mi mejor regalo!…

Néstor Ramos R. – XI CMLP

¡Sigues siendo, viejo, ¡mi mejor regalo!

Dicen que “Recordar es vivir”
¡Y vaya que ese dicho resulta muy cierto!
sesentidós años de egresados se están por cumplir
y uno solo, sigue siento el sentimiento.

“Un viejo amor
no se olvida ni se deja,
un viejo amor
de nuestra alma sí se aleja
pero nunca dice adiós…!

Muchos se preguntarán
¿y a qué viene todo esto?
en seguida lo comprenderán
cuando escuchen el resto…

Un amor que cumple ya sesentidós años
es un viejo amor en realidad
y si no le dices adiós
es porque es un amor de verdad.

Uno solo fue el principio
y uno será el final,
este viejo y gran sentimiento
nació y perdura por el Colegio Militar.

El destino nos hizo amigos
y el Colegio Militar, nos hizo hermanos
caminamos siempre unidos
y excelente, ha sido todo lo que logramos.

Sesentidós años están ya llegando
sesentidós años ya casi transcurridos
sesentidós años que pasaron volando
sesentidós años y no lo hemos sentido.

Sesentidós años de veranos ardientes
sesentidós años de hiriente frío
sesentidós años de gozo con los presentes
sesentidós años de pena por los que se han ido…

¡Ay, hermanos, quién podría
retroceder los años idos
y regresar al primer día
volverlos a vivir, como los hemos vivido…!

La nuestra es unión limpia, pura,
se diría hasta sobrenatural
que a la fecha nos acompaña, dura
más que nuestra unión conyugal.

La manera de querernos de la XI, es diferente
creo, no existe otra promoción capaz de algo así
el secreto está en que la XI posee la patente
y es algo que no se puede con ninguna compartir…

La naturaleza humana
sobrepasa cualquier control,
pasa de la risa al llanto
y del goce al dolor.

¡Quién dría que estos viejos muros
fueran capaces de desatar esta pasión
es algo que solo comprenden y con mucho orgullo
los que han recibido en sus aulas, su educación!

En tus muros con mi acero
ya grabé la frase ¡Te quiero!
fuiste de verdad mi amor primero
cuando sólo era, un imberbe quinceañero.

La modernidad, no lo dudo, es necesaria
pero, a veces peca de inhumana
se ha llevado de manera involuntaria
viejos muros que con mucho amor antaño nos cobijaran

Cada vez que te visito
me parece estar en otro sitio
que la modernidad cambió tu aspecto
la modernidad te volvió insípido

Y lo digo porque habría preferido
que la modermidad solo te retocara
hubieras hasta ahora permanecido
tal cual, nuestra llegada.

Y expreso este comentario
porque ya no luces como cuando te conocí
regresé a celebrar en tu nuevo aniversario
y eras otro, diferente, te desconocí.

¡Dónde estará mi viejo colegio
la modernidad acabó contigo!
Les juro que más aprecio
el aspecto más antiguo.

Cómo olvidarte, ¡no sabría!
y lo sostengo como una queja
sacarte de mi mente ¡no podría!
¡Si fuiste el mejo regalo que recibí de mi vieja!

¡Como te extraño, viejo colegio…!

Deja un comentario