Imperio de los Incas, Perú de hoy

Carlos Zumarán Calderón XI CMLP

IMPERIO DE LOS INCAS, PERU DE HOY
Quisiera seguir alucinando y pienso -un instante- en el Imperio de los Incas, que fue tomado por los españoles y deseo meditar sobre los cambios sucedidos hasta hoy, después de casi 500 años y ver cómo estamos viviendo ahora, o acudir a la imaginación, pensando en lo que sería el antiguo Imperio, sin considerar la tanta desgracia que sucedió, como la historia nos cuenta. En otras palabras es de borrar 500 años y hoy estar en la época de los Incas.
La Nueva Constitución resulta muy simple y la podríamos expresar en una sola frase, con tres ideas de base:
No robes, no mientas, no seas haragán
Se formarán 3 grupos de no más de 30 personas, cada uno, completamente tecnificados, para hacer las obras que los más de 30 millones de peruanos necesitamos; cada grupo se organizará y se encargará de hacer respetar cada idea, para hacernos vivir bien, con buena salud y educados de modo, que todos podamos estar satisfechos. No necesitamos tanta burocracia, así sería mejor trabajar pocas horas, pero que resulten productivas, tal vez de un máximo de 6 horas diarias, de lunes a viernes. Todos, conscientes del respeto de unos a otros, podremos disfrutar juntos, con los mismos objetivos.
Será interesante enviar a su casa a los actuales burócratas de todos los “poderes”, pagándoles el sueldo sin trabajar. Esto resultará económicamente más ventajoso, pues, al estar ausentes de las oficinas, harían menos mal al país y también se gastaría menos luz y papel; todos resultaremos beneficiados. Los locales de los actuales “poderes públicos”, deberán ser dedicados a Escuelas de Formación de Talentos, que sean inspiración para crear riqueza y que den acceso a las oportunidades que todos tenemos derecho de aprovechar.
Los recursos naturales deben estar a disposición de quienes lo necesiten, como el caso de los peces del mar, de los ríos y lagos. Se planificará el mejor uso de la tierra y el agua, será aprovechada teniendo en cuenta la geografía, y los diferentes niveles. Los recursos minerales serán vendidos y con el producto, se comprarán las maquinarias y equipos que necesitamos, para que se nos permita utilizar y transformar el territorio que tenemos.
La arqueología es un filón económico por explotar y ofrecer a los extranjeros, para que se puedan generar ingresos por turismo. Nuestra geografía también es una fuente de explotación turística, muy importante.
Los Incas nunca pensaron decir: “Estamos aquí para dejar huellas” y sus acciones perduran y nunca desaparecerán, a pesar que muchos, malos peruanos intenten hacerlo.
Los nuevos líderes, organizarán nuestro país de manera que no habrá nadie que deje de satisfacer sus necesidades más elementales y que sus ambiciones sean atendidas, en función del esfuerzo que cada uno despliegue.
Indudablemente no seremos una isla, pues hay intereses diferentes en otros países vecinos y guardaremos el respeto por ellos, dejando que ellos decidan manejar su país. Nosotros nos manejaremos de manera que prime lo social contra cualquier interés personal, que nadie le quite derecho a otro. Nadie debe perder sus ilusiones. Seremos siempre respetuosos de los demás.
Formaremos comunidades entre las diferentes regiones afines y según sus propias características; identificaremos sus necesidades, disfrutando de todas las oportunidades que nos ofrece la naturaleza. Lo expresado, lo propongo respetando los derechos de manera democrática; todos tendrán derechos y obligaciones por igual. Usaremos nuestro ingenio ancestral.
Suspendo mis sueños y vuelvo a nuestra realidad y veo que hay mucho por hacer, para convencer a los incrédulos, que en nuestro territorio es posible conseguir metas que sirvan para crear la alegría de vivir de millones de peruanos, metas que puedan ser útiles para obtener los mejores objetivos que podamos imaginar, tan simple como que el Inca coma pescado diariamente, venido del océano Pacífico, de nuestro mar.
Debemos inspirarnos en los sueños de tantos líderes que se sacrificaron por conseguir un país justo y perfecto, como ahora lo pensamos y deseamos.
Que nuestros sueños se cumplan y que sea lo más antes posible…
Muy atentamente

Montreal, 12 setiembre de 2018
Nelson, feliz día hoy y siempre
001 (514) 506 4575 celular (whatsapp)
carlos.zumaran39@gmail.com

Deja un comentario