Mensaje del presidente ALCMLP

Luis Enrique Herrera Romero – Presidente ALCMLP

DISCURSO DE ORDEN
A cargo del señor Luis Enrique Herrera Romero, Presidente de la Asociación Leonciopradina, con motivo de la audiencia pública de reconocimiento a Leonciopradinos ilustres, de parte del Congreso de la República del Perú,
16 Julio 2018

Señores Congresistas,
Marco Miyashiro Arashiro, ex cadete de la XXV Promoción,
Guido Lombardi Elías, ex cadete de la XXII Promoción,
Señor Coronel Infantería, Miguel Gónzales Lara, Director del Colegio Militar Leoncio Prado, excadete de la XXXIX Promoción,
Señores past presidentes de la asociación leonciopradina y ex directores del Colegio Militar,
Señores excadetes, cadetes y público en general.

Es un honor para mí, como presidente de la Asociacion Leonciopradina estar presente en esta audiencia pública donde se reconoce a señores ex cadetes que han contribuído a la cultura, deporte, ciencia y tecnología; así como a la pacificación y democracia de nuestro país; reconocimiento que adquiere especial relevancia el presente año; año en que celebramos las bodas de brillante de fundación de nuestro glorioso colegio militar.

No cabe duda, que durante sus 75 años de vida institucional, el Colegio Militar ha cumplido el objetivo que se trazaron sus fundadores, esto es, impartir conocimientos y brindar una firme educación moral a la juventud nacional, como forma de construir ciudadanía democrática en beneficio de nuestra sociedad, en base, al lema de Disciplina, Moralidad y Trabajo que nos legaron nuestros fundadores y que en palabras de nuestro primer director, General José Del Carmen Marín Arista significa:
“(Disciplina) El predominio del espíritu sobre la materia; es decir, que se imponga la busqueda de la verdad, la justicia y el respeto a los demás. (Moralidad), Porque su práctica diaria forma
la moral de los ciudadanos y logra superar la pobreza, el desamparo. (Trabajo) que se expresa con la calidad del trabajo que el ser humano realiza.”
En estos 75 años, el Colegio Militar ha brindado ilustres hijos a la sociedad peruana, desde Duilio Poggi, nuestro jovén héroe, son incontables los ex cadetes que de forma pública o anónima han colaborado en cada una de las áreas del conocimiento y la acción que hoy se reconocen. Los hoy homenajeados, todos excelentes ex cadetes, son una muestra de aquellos que seguramente no podríamos terminar de citar en esta ceremonia; pero que resumiremos en los Scorza, Seminario, Malca y otros que fallecieron trabajando, defendiendo y apostando por un Perú mejor.

Debo señalar que el Colegio Militar Leoncio Prado es en si mismo, un reflejo de la sociedad peruana de los últimos 75 años; primero, como colegio militar, contó con la mejor plana docente e irradió desde su imprenta el conocimiento a todos los demás colegios de la nación; luego debido a los cambios políticos e ideológicos de cada época, pasó a ser ESEP militar, nuevamente Colegio Militar y hoy como Institución Educativa, en una época donde los valores ciudadanos están menoscabados, se esmera, con pocos recursos en recuperar sus viejas glorias que le permita volver a ser el Primer Centro Educativa del país, para lo cual, contamos con la participación y esfuerzo de todos sus hijos, entre ellos, claro está, nuestros hermanos congresistas y funcionarios, a quienes pido nos orienten y acompañen en este esfuerzo por llegar a ser un Colegio de Alto Rendimiento.

Finalmente, quiero concluir repitiendo el saludo que nos legaron nuestros hermanos mayores y que identica a los leonciopradinos en cualquier parte del mundo y que respondemos con fé en el futuro:
¡Alto el pensamiento! …..¡Cómo una bandera!
Muchas gracias.

Deja un comentario